Responsabilidad Social Empresarial RSE

Preparo el tema que voy a tratar en el programa de Radio Unidos x Vos, analizo los temas en mente y decido salir a caminar, miro a la gente en la calle, observando su comportamiento, cómo se relacionan unos con otros y hasta su forma de caminar o conducir. Es así que percibiendo la indiferencia y prepotencia de muchos (no todos, vale aclarar) me decidí a conversar con mis compañeras de piso sobre RESPONSABILIDAD en primer término y luego desarrollar la Responsabilidad Social de las Empresas con sus entornos y su capital humano. ¿Somos realmente responsables?

  • La responsabilidad es un valor que está en la conciencia de la persona, que le permite reflexionar, administrar, orientar y valorar la consecuencia de sus actos, siempre en el plano de lo moral. Una vez que pasa al plano ético (puesta en práctica) se establece la magnitud de dichas acciones y cómo afrontarlas de la manera más positiva e integral.
  • “La Responsabilidad Social Empresarial es una cultura de negocios basada en principios éticos y firme cumplimiento de la ley, respetuosa de las personas, familias, comunidades y medio ambiente, que contribuye a la competitividad de las empresas, bienestar general y desarrollo sostenible del país.”

Ejes de la Responsabilidad Social Empresarial

El alcance de la Responsabilidad Social Empresarial es muy amplio y se han organizado en ejes o elementos que las empresas deben considerar como centrales (“core”) en una estrategia de Responsabilidad Social Empresarial.
Sobre la base de estos ejes se propone el ordenamiento del Sistema de Indicadores regional de RSE que orientan la acción y que permiten evaluar el estado de la Responsabilidad Social empresarial a través de la herramienta de auto-evaluación en las empresas que adopten el modelo RSE de la región centroamericana.
Las siete áreas, ejes o temas que contienen la Responsabilidad Social Empresarial para la región centroamericana están definidos así:

1. Gobernabilidad
El núcleo de la estrategia de la RSE lo constituyen los valores, la transparencia y la ética empresarial. Los valores y los principios éticos, más que simples enunciados, deben ser los pilares que guíen las acciones de todos los miembros de la empresa a todo nivel y sobre ellos se debe desarrollar toda la estrategia de la RSE de la empresa.

2. Público Interno
Las prácticas del negocio en materia de recurso humano representan la mejor inversión a largo plazo que la empresa puede hacer, ya que sus colaboradores son el principal activo y son quienes tienen finalmente en sus manos el éxito o el fracaso del negocio. Por esto resulta fundamental trabajar en el desarrollo del recurso humano como primer paso en el despliegue de una estrategia de RSE.
3. Medio Ambiente
El respeto y el cuidado del entorno natural en la forma como se hacen los negocios es una parte importante de la estrategia de responsabilidad social de una empresa. En este eje, el trabajo de la empresa debe estar enfocado en encontrar soluciones innovadoras que aseguren el uso sostenible de los recursos naturales y que reduzcan al máximo el impacto negativo de la compañía en el medio ambiente. Las empresas lideres definen la responsabilidad ambiental como un análisis comprensivo de las operaciones, los productos y las Instalaciones de la compañía para trabajar en la eliminación de desechos sólidos y emisiones, maximizar la eficiencia y la productividad de todos los activos y los recursos “produciendo más con menos” y minimizar cualquier práctica que tenga un impacto negativo en el medio ambiente.

4. Proveedores
La responsabilidad de una empresa va más allá de su organización y debe involucrar a su cadena productiva. Esto significa que la empresa debe trabajar de la mano con sus proveedores y distribuidores, para asegurarse de que estos hacen negocios en forma responsable y de acuerdo con lineamientos básicos de operación, tecnología, información, etc.

5. Mercadeo
La cercanía con los clientes representa una condición esencial para la sostenibilidad de la empresa en el largo plazo. Escuchar y responder a las necesidades de los clientes en forma responsable es una condición fundamental para afirmar que una empresa es socialmente responsable. Para decir que este eje marcha bien, la relación con los clientes debe abarcar todas las actividades del negocio, incluyendo el mercadeo ético, la distribución de los productos y/o servicios a diferentes sectores sensibles de la sociedad (Ej. niños), políticas de precios y claridad en las transacciones comerciales, calidad y seguridad del producto, etc.

6. Comunidades La empresa tiene la responsabilidad de contribuir al desarrollo de las comunidades inmediatas en donde opera y en donde tiene intereses comerciales. Este involucramiento empresarial en la comunidad, incluye una amplia gama de acciones que van desde las inversiones sociales y ambientales hasta el voluntariado, las donaciones de productos y servicios, el trabajo conjunto con organizaciones de la sociedad civil, etc. Cuando el trabajo con la comunidad se diseña y ejecuta en forma estratégica, brinda un efecto multiplicador ganar-ganar (“win-win”), en el que se agrega valor a las comunidades y se contribuye a mejorar la calidad de vida de la gente y al mismo tiempo se fortalece la imagen de la empresa y sus marcas.

7. Política Pública La empresa tiene una oportunidad significativa de hacer que su estrategia de responsabilidad social trascienda sus operaciones y las de sus socios comerciales. Para esto, la compañía puede desarrollar alianzas con el Estado que permitan elevar las buenas prácticas empresariales y tener un impacto a nivel de país que contribuya con un aumento en la competitividad y bienestar de la sociedad guatemalteca en general.

texto www.centrarse.org

By Vanina Martini

Leave a comment

Your email address will not be published.


*